La nueva guía de la NICE de Reino Unido, recomienda a los médicos el manejo rápido de pacientes con sospecha de sepsis - con la misma urgencia como que si fuera dolor torácico.

Se busca que los médicos puedan reconocer los criterios de sepsis de una manera más rápida, lo que permita que puedan realizar el tratamiento que los pacientes necesitan.

El Dr. Saul Faust de la Universidad de Southampton y director del grupo que creó la nueva guía comenta: así como muchas personas con dolor torácico no tienen un infarto, probablemente muchas personas con una infección no tendrán sepsis, pero si no es tomada en cuenta, el diagnóstico se puede perder.

La guía dice que en hospitales, los pacientes con sospecha de sepsis que tengan al menos un gran criterio deberían tener una prueba de valoración de sepsis en sangre. Más aún, si la sospecha de sepsis no se excluye en una hora, se debería iniciar el tratamiento con antibióticos de amplio espectro a la dosis más alta recomendada.

Fuera del hospital, los pacientes que tengan algún gran criterio de sepsis, deberán ser transferidos a un hospital de manera inmediata. Si el transporte dura más de una hora, tanto médicos de Atención Primaria como servicios ambulatorios deberían poder brindar estos antibióticos a los pacientes.

La guía indica criterios detallados para signos potenciales de alto riesgo, los cuales son estado mental alterado, frecuencia respiratoria aumentada o requerimiento de oxígeno (no lo precisaba antes) para mantener una saturación adecuada, frecuencia cardíaca aumentada, tensión arterial disminuida, retención urinaria de 18 horas y aspecto de piel moteado o cenizo.

Pacientes con dos o más criterios de riesgo para sepsis o con una presión arterial sistólica entre 91 mmHg y 100 mmHg, deberían tener una prueba de sepsis en sangre, y aquello con concentraciones de lactato de más de 2 mmol/L o evidencia de fallo renal agudo deberían ser tratados como pacientes de alto riesgo. Los criterios de "moderado a alto riesgo" incluyen cambios de carácter o de estado mental, alteraciones en el sistema inmune; trauma, cirugía o  procedimientos invasivos en las últimas 6 semanas; ligero aumento de la frecuencia respiratoria o cardiaca; aparición de nueva arritmia; temperatura timpánica menor a 36ºC y signos de infección potencial (enrojecimiento, edema o exudado/pus de sitio de lesión quirúrgica).

Debemos considerar, que muchos médicos confían en los criterios del SIRS (Sindrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica - por sus siglas en inglés), pero estos presentan algunos fallos (BMJ Best Practice. Sepsis in adults. http://bestpractice.bmj.com/best-practice/monograph/245/diagnosis/criteria.html.). 

A principios de año se presentaron las definiciones de consenso internacional para sepsis y shock séptico (sespis-3), donde se recomienda el uso de los criterios SOFA rápido (qSOFA), los cuales identifican a los pacientes adultos con sospecha de infección a aquellos con dos de tres criterios (frecuencia respiratoria mayor o igual a 22, estado mental alterado o presión arterial sistólica menor o igual a 100 mmHg) como pacientes con posibilidades de tener mal pronóstico.

Mayor información Guia NICE Sespsis: https://www.nice.org.uk/guidance/ng51

Ver también

Error: No articles to display

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb