ambulanciaEl factor primordial en el traslado de un paciente con politraumatismo es el tiempo, que tiene que ser el menor posible.

 

Anualmente se producen 5 millones de muertes por politraumatismos y éstos suponen la primera causa de mortalidad en menores de 44 años. Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de una buena atención al paciente politraumatizado cuando hay que transportarlo o repatriarlo.

Este ha sido el principal tema que se ha tratado en la jornada Repatriación Internacional del Paciente Politraumatizado, organizada por la Fundación Mapfre, en colaboración con Mapfre Asistencia, que se ha celebrado en Madrid, y en la que todos los ponentes han coincidido en que el factor primordial en el traslado de los pacientes es el tiempo.

Francisco Bonet I Pedrol, del sistema de Emergencias Médicas de Barcelona, ha comentado que la misión del transportista "no es mejorar ni empeorar al paciente sino tansportarlo en las mejores condiciones posibles". Bonet ha explicado que "los sanitarios de exterior no son médicos de ciencia y no tienen los mismos recursos que en un hospital, y menos ahora con la crisis. Pero hay que seguir garantizando el hecho de salvar vidas con los recortes que se nos presentan".

Por ello, se establece un código de actuación en la asistencia a un paciente politraumatizado para que la atención primaria se base en un traslado del paciente en las mejores condiciones, en un tiempo razonable al hospital que mejor se adecue a su estado de gravedad o bien sea repatriado. Hay tres parámetros a tener en cuenta: valorar al distancia -ya sea en tiempo o km.-, la patología, y finalmente la decisión.

Menos complicaciones Pedro Caba Doussoux, responsable de la Unidad de Traumatología del Hospital 12 de Octubre, ha explicado que, "hay un aumento de la supervivencia y menos complicaciones debido a las nuevas tecnologías, e incluso al móvil, que en ocasiones es una herramienta relevante".

Caba ha destacado la importancia de conocer el tipo de paciente, es decir, qué daños ha sufrido. "Aunque aparentemente no tenga lesiones visibles, hay que tratarlo pensando en que las va a tener. Por ello, lo más importante al realizar el traslado de un politraumático es la estabilización". Por otra parte, ha calificado como lesiones no trasladables las fracturas de huesos largos o politraumatismos craneoencefálicos.

Carlos Álvarez Jaimez, director sanitario de Mapfre Asistencia en Colombia, ha explicado que "es importante tener un equipo bien formado, porque los pacientes que tratamos son impredecibles". Además, "la capacidad de atención al paciente se reduce en un 30 por ciento cuando el profesional no está familiarizado con el vuelo", una cifra significativa si hablamos de condiciones extremas de gravedad que hay que solventar en un periodo de tiempo muy restringido, por lo que es necesario que el profesional de asistencia se familiarice con el transporte aéreo.

Ver también

Error: No articles to display

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb