Hasta hace pocos años la enfermedad era hallada en general en personas mayores de 60 años de edad.

Según el American Journal of Clinical Nutrition y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge.

El estudio identifica los factores de riesgo genéticos del carcinoma nasofarínge.

Una única dosis de esta vacuna es suficiente para evitar el desarrollo de tumores de mama y, al mismo tiempo, inhibir el crecimiento de los tumores ya existente.

Partículas circulantes en plasma y que contienen ADN y ARN pueden estar implicadas en las metástasis.