Una única dosis de esta vacuna es suficiente para evitar el desarrollo de tumores de mama y, al mismo tiempo, inhibir el crecimiento de los tumores ya existente.

Científicos del Instituto de Investigación Lerner, en Cleveland (Estados Unidos), han conseguido desarrollar una vacuna frente al cáncer de mama que, por el momento, ya ha demostrado su eficacia en un ensayo preliminar realizado modelos experimentales, según publica la revista Nature Medicine.

De este modo, en los primeros resultados que se han dado ha dado a conocer, el director de este estudio, Vincent Tuohy, que con una dosis se evitaba el desarrollo del cáncer en un modelo experimental y el crecimiento de los tumores ya existentes.

Esto ha sido posible gracias a la presencia de un antígeno lactalbúmina A, una proteína que se encuentra en la mayoría de los tumores de mama pero no en las mujeres sanas, excepto cuando están en periodo de lactancia.

Tuohy y su equipo modificaron genéticamente un modelo experimental para predisponer a los sujetos a desarrollar cáncer. Tras ello, se crearon dos grupos para comparar los efectos de la vacuna, que sólo se administró a uno de ellos. De los individuos vacunados, ninguno desarrolló cáncer, algo que ocurrió en todos los que no se habían vacunado.

Tras estos resultados, el objetivo es llevar a cabo ensayos clínicos de la vacuna en seres humanos, según informan los autores. "Si funciona en seres humanos de la misma forma como funcionó en el modelo de estudio, se podría llegar a eliminar el cáncer de mama", advierte Tuohy.

Hasta ahora, la Agencia Americana del Medicamento ya ha autorizado dos vacunas preventivas de cáncer, una contra el cáncer de cuello de útero y otra contra el hepático. Sin embargo, ambas inmunizaciones atacan a virus, el del papiloma humano (VPH) y el de la hepatitis B (VHB) en cada caso.

En cambio, esta vacuna experimental actúa frente a un crecimiento excesivo de células, destruyendo también su tejido sano, por lo que la clave ha sido, como explica el profesor Tuohy, "encontrar un blanco dentro del tumor que no se encuentra típicamente en una persona sana".

Gracias al antígeno lactalbumina-A, la vacuna puede preparar al sistema inmunológico de la mujer para el ataque, evitando la formación del tumor sin dañar el tejido sano de mama.

Los científicos planean vacunar a las mujeres de más de 40 años, la edad a la que comienza a aumentar el riesgo de la enfermedad y disminuyen las probabilidades de embarazo. No obstante, también podría ofrecerse a mujeres más jóvenes con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Aunque los expertos advierten que todavía habrá que esperar algunos años para que la vacuna esté disponible, el avance podría tener implicaciones muy importantes para la prevención del cáncer de mama, según reconocen.

Este estudio está en sus primeras etapas y se espera a ver los resultados de los ensayos clínicos a gran escala para saber si esta vacuna es segura y efectiva en humanos, afirma la doctora Caitlin Palframa, de la organización británica Breakthrough Breast Cancer.

Ver también

La dieta mediterránea reduce hasta un 33…

Según el American Journal of Clinical Nutrition y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge.

El cáncer bucal aumenta en jóvenes por e…

Hasta hace pocos años la enfermedad era hallada en general en personas mayores de 60 años de edad.

El estrés induce señales moleculares que…

Nuevo mecanismo que permite al cáncer asentarse en el organismo y sugiere nuevas vías para atacar la enfermedad.

Sponsor

Nuestros visitantes

Copyright Galenoscopio.org
Politica de privacidad
Design and code by CooLWeb.eu