Los impuestos especiales y el IVA sumaron 9.446,7 millones, un 1,46% más; pese a todo, el incremento del año pasado fue menor que el de años anteriores.