Los impuestos especiales y el IVA sumaron 9.446,7 millones, un 1,46% más; pese a todo, el incremento del año pasado fue menor que el de años anteriores.

El Estado español recaudó 9.446,7 millones de euros a través de los impuestos especiales y el IVA aplicado sobre la venta de tabaco en 2009, lo que representa un aumento del 1,98% respecto a lo embolsado en el año anterior y un nuevo récord histórico de ingresos por este concepto, según datos del Club de Fumadores por la Tolerancia.

"Los fumadores pagan cada año más impuestos, hasta el punto de que, desde 1990, el Estado ha multiplicado casi por seis sus ingresos por este concepto, mientras el Ministerio de Sanidad pretende vaciarles completamente de derechos con la aprobación de la ley  'antibares'", ha denunciado la asociación.

Del total recaudado en 2009, un total de 7.718,3 millones correspondieron al Impuesto especial sobre las Labores del Tabaco y los 1.728,4 millones restantes al IVA.

Cuatro de cada cinco cigarrilos son impuestos

Según sus datos, el Estado ha ingresado más de 100.000 millones de euros desde 1990 procedentes de los fumadores, si bien el incremento registrado en 2009 ha sido más moderado respecto a ejercicios  anteriores. En concreto, la recaudación en 2008 creció un 4,5%, en 2007, un 8,86%, y en 2006, un 7,57%.

De media, según la asociación, los fumadores españoles pagan cerca del 80% del precio de venta al público de los cigarrillos en impuestos, siendo éste el producto de venta legal que mayor fiscalidad soporta. "En términos prácticos, de cada cinco cigarros que fuman, cuatro se los pagan íntegramente al Estado", ha señalado.

El Club de Fumadores por la Tolerancia denuncia la "hipocresía" de la Administración que "al tiempo que hace caja a costa de los fumadores, cercena a los más de 10 millones de fumadores adultos que viven en España todos sus derechos".