La OMS calcula que el 24% de la carga de morbilidad y el 23% de todos los fallecimientos pueden atribuirse a factores ambientales.

Los factores medioambientales son uno de los elementos más determinantes en la mejor o peor salud de la población. La Organización Mundial de la Salud calcula que el 24 por ciento de la carga de morbilidad y el 23 por ciento de todos los fallecimientos pueden atribuirse a factores ambientales. “Por este motivo, los sistemas de vigilancia en salud ambiental son herramientas imprescindibles en las labores de prevención, vigilancia y control sanitario de estos factores”, ha asegurado Fernando Carreras, subdirector general de Sanidad Ambiental y Salud Laboral del Ministerio de Sanidad y Consumo, que ha participado en el Encuentro RANM con la Salud Ambiental. Esta jornada de debate, organizada por la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), ha vinculado a especialistas de distintas disciplinas para analizar los efectos del medio ambiente en el bienestar de los ciudadanos.

Fernando Carreras ha analizado las características de algunos de los sistemas de vigilancia más significativos entre los implantados en España, como el SINAC (Sistema de Información Nacional de Aguas de Consumo) o, dentro del control sanitario, el SIRPQ (Sistema de Intercambio Rápido de Información de Productos Químicos) o, en el ámbito específico de los procesos predictivos, el PNAPETS (Sistema de Predicción de Temperaturas Extremas).

Los expertos coinciden en que los elementos determinantes de la salud pública dependen cada vez más de un conjunto de factores externos. “Entre medio ambiente y salud, existen cada vez más lazos de unión e interrelación: el aire, el agua, los productos químicos utilizados para elaborar productos de consumo o, en el ámbito laboral, las radiaciones y el ruido, entre otros, inciden directamente sobre nuestra salud y bienestar”, asegura el subdirector general de Sanidad Ambiental y Salud Laboral.

Por lo que se refiere a las industrias farmacéuticas los expertos aseguran que “el uso eficiente de los recursos naturales debe ser un compromiso para las empresas. En este sentido, es necesario minimizar todo lo posible los impactos medioambientales que generan las actividades empresariales y, en el caso de las compañías farmacéuticas, controlar el ciclo de vida de los medicamentos”.

 

Ver también

Las manos humanas albergan más especies …

El pH de la piel podría estar involucrado en esta mayor diversidad bacteriana de las manos femeninas.

Descubren el mecanismo molecular que per…

Uno de los genes virales clave asociados con las infecciones latentes, el gen LAT, no codifica ninguna proteína pero de alguna manera consigue mantener al virus en estado latente. .

Una técnica quirúrgica pionera permite e…

Los resultados obtenidos en pacientes han sido publicados recientemente en la revista “Annals of Surgery”. .

Sponsor