El pH de la piel podría estar involucrado en esta mayor diversidad bacteriana de las manos femeninas.

Las manos humanas albergan un número mayor de especies de bacterias de lo esperado y las mujeres tienen una mayor diversidad de gérmenes en las palmas de sus manos que los hombres, según un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder en Estados Unidos. Los resultados de la investigación se publican esta semana en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los investigadores descubrieron que en una mano típica vivían alrededor de 150 especies diferentes de bacterias. Los científicos detectaron e identificaron más de 4.700 especies de bacterias diferentes en 102 manos humanas analizadas en el estudio y sólo cinco de estas especies eran compartidas por los 51 participantes.

Según explica Noah Fierer, director del estudio, "sólo el número de especies de bacteria detectado en las manos de los participantes del estudio fue una sorpresa, así como la mayor diversidad de bacterias que descubrimos en las manos de las mujeres".

Fierer plantea que el pH de la piel podría estar involucrado en esta mayor diversidad bacteriana de las manos femeninas, ya que los hombres suelen tener una piel más ácida y otras investigaciones han mostrado que los microbios son menos diversos en ambientes más ácidos. Los descubrimientos también podrían deberse a diferencias en la sudoración y la producción de glándulas de grasa entre hombres y mujeres, a la frecuencia de aplicaciones de cremas o cosméticos, al grosor de la piel o a la producción de hormonas.

El estudio también mostró que la diversidad de las bacterias de las manos individuales no se veía afectada por la frecuencia normal de lavado de manos. "Aunque lavar las manos alteraba la composición de las comunidades, los niveles globales de diversidad bacteriana no estaban asociados con el tiempo transcurrido desde la última vez que se lavaban".

Las palmas derecha e izquierda de las manos del mismo individuo compartían una media de sólo el 17 por ciento de los mismos tipos bacterianos. Los voluntarios del estudio compartían una media de sólo el 13 por ciento de las especies de bacterias.

La riqueza de tipos de bacterias de la palma de la mano era tres veces superior a la descubierta en los antebrazos y los codos. La diversidad total de las manos parecía similar o superior a los niveles de bacterias que colonizaban otras partes del organismo, incluyendo el esófago, la boca y el intestino delgado.


 

Ver también

Identifican un mecanismo molecular respo…

La formación excesiva de tejido cicatrizante deteriora la recuperación del funcionamiento cardiaco. .

Comer pescado protege de micro hemorragi…

Comer pescado como parte de una alimentación balanceada es beneficioso para la salud..

Facebook perjudicaría el rendimiento aca…

La red social puede provocar trastornos en las emociones, según un informe del Instituto del Cerebro y la Creatividad de California.

El origen del cáncer intestinal se encue…

Los descubrimientos ayudan a identificar el tipo de célula que se encuentra en el origen de este cáncer, lo que debería ayudar en el diseño de terapias. .

Un sencillo análisis de sangre podría de…

Es el primer paso hacia un mejor conocimiento de los tejidos para la idoneidad de órganos para los trasplantes  y otros.

Barré-Sinoussi, Montagnier y Hausen gala…

La Academia Sueca ha hecho público el Nóbel de medicina otorgado conjuntamente a los descubridores del VIH y del virus del papiloma humano. .

Una técnica de imagen permite la localiz…

El conocimiento de su ubicación exacta y del de las células vecinas es de especial importancia para conocer el microambiente que proporciona las señales que controlan el distinto comportamiento de...

La apnea de sueño aumenta los problemas …

El ronquido y los problemas cardiovasculares se influyen mutuamente; la apnea obstructiva del sueño puede empeorar gravemente la función cardiaca. .

Dosis altas de vitamina B3 evitan la pér…

El tratamiento con nicotinamida disminuye los niveles de la proteína tau pero no afecta a los niveles de la proteína beta amiloide. .

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb