En la actualidad no existe ninguna forma de diagnosticar la nefropatía por poliomavirus y los especialistas deben realizar biopsias, método invasivo que en ocasiones da falsos resultados.
.

Una prueba de orina podría ser suficiente para detectar la nefropatía por poliomavirus, una complicación relativamente nueva y grave que afecta a hasta el 9 por ciento de las personas que reciben un trasplante de riñón, según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte en Chapell Hill (Estados Unidos). Este avance, que se publica en la revista Journal of the American Society Nephrology, podría conducir a un mejor diagnóstico y tratamiento de los pacientes con este trastorno.

Los poliomavirus son virus que suelen infectar sin consecuencia a muchos adultos pero pueden ser una grave amenaza para la salud de las personas con un sistema inmune debilitado.

Este es el caso de los pacientes que pasan por un trasplante de riñón y que deben tomar fármacos para debilitar su sistema inmune como prevención ante el rechazo del órgano. Algunos de estos pacientes desarrollan un trastorno llamado nefropatía por poliomavirus que puede conducir a insuficiencia renal crónica y a la necesidad de comenzar de nuevo con la diálisis u otro trasplante de riñón.

No existen terapias eficaces frente a esta nefropatía, por lo que es importante diagnosticarla lo antes posible, antes de que se vuelva más grave. Normalmente la terapia consiste en una disminución de la dosis de los fármacos inmunosupresores.

Los investigadores, dirigidos por Volker Nickeleit, han descubierto una vía no invasiva para identificar el trastorno. La prueba mide en la orina lo que los investigadores denominan Haufen , término alemán que hace referencia a una pila o montón de objetos.

Los Haufen son agregados virales estrechamente agrupados que se forman en el riñón del paciente con nefropatía por poliomavirus y que son excretados en la orina. La evaluación es rápida, sólo tres horas, económica y fácil de realizar con un equipo de laboratorio normal.

Los investigadores descubrieron Haufen en las muestras de orina de los 21 pacientes con fases iniciales o avanzadas de nefropatía por poliomavirus pero en ninguno de los 139 individuos sin la enfermedad.

Según explica Nickeleit, la prueba podría ayudar a los especialistas a identificar y controlar a los pacientes con nefropatía por poliomavirus y guiarles en el diseño de nuevos métodos terapéuticos. "Un diagnóstico temprano y exacto de la nefropatía por poliomavirus dará lugar a una mejor comprensión de la enfermedad y finalmente a una mejora en el tratamiento. Nuestra prueba diagnóstica es única y podría tener un gran impacto clínico", concluye.

Los investigadores advierten de la necesidad de realizar ensayos clínicos de mayor tamaño para verificar el potencial de la prueba antes de utilizarla de forma generalizada en los pacientes con posible nefropatía por poliomavirus.

Ver también

Aumenta intoxicación en 71 escolares exp…

Médicos de la Disa Callao compararon análisis del 2006 y 2007. Riesgo persiste por pérdida de mineral en la ruta de embarque. .

Los sustitutivos de comida a base de pro…

Según el estudio “Eficacia de los sustitutivos de comidas para el control de peso” promovido por la Universidad de Ulm, Alemania y presentado recientemente en el encuentro anual de la...

Identifican una segunda diana farmacológ…

Investigadores han analizado la estadística de genes vinculados al cáncer de mama y han identificado una diana molecular específica que puede responder a terapia.

Sponsor