Se resalta que una gran proporción de los pacientes hospitalizados por una enfermedad grave son mayores..
Los mayores hospitalizados por una enfermedad grave son más propensos a experimentar deterioro cognitivo en comparación con los mayores no hospitalizados, según un estudio de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Algunos estudios han sugerido que muchos supervivientes experimentan deterioro cognitivo a largo plazo pero son estudios en los que no se ha medido la función cognitiva antes de la enfermedad.

Los investigadores, dirigidos por William J. Ehlenbach, analizaron datos de un estudio que realizó pruebas cognitivas entre mayores y examinó datos de hospitalizaciones por enfermedades graves para determinar si éstas se asociaron con declive cognitivo o demencia. 

En el estudio se incluyeron datos de 1994 a 2007 sobre 2.929 individuos de 65 años o más con demencia al inicio del estudio. La cognición se midió cada dos años en visitas de seguimiento y los que puntuaban por debajo de determinado umbral pasaron por un examen clínico de demencia. 

Durante el seguimiento de 6,1 años, 1.601 participantes no fueron hospitalizados, 1.287 lo fueron por enfermedades sin gravedad y 41 tuvieron que ingresar por una enfermedad grave. Se produjeron 146 casos de demencia entre los que no recibieron hospitalización, 228 entre los hospitalizados sin gravedad y 5 casos entre los que fueron ingresados por alguna enfermedad grave.

Los investigadores descubrieron que los pacientes que habían pasado por el hospital por una afección grave tenían las menores puntuaciones en las pruebas de demencia en el seguimiento en comparación con los que no habían pasado por el hospital. 
Además, tras tener en cuenta otros factores, los pacientes hospitalizados por una enfermedad sin gravedad tenían un 40 por ciento más de riesgo de demencia. Los pacientes con una afección grave tenían también un mayor riesgo de demencia pero el resultado no era significativo quizá debido al reducido número de participantes en este grupo.

Los autores señalan que se desconoce el mecanismo de esta asociación y que la hospitalización podría ser un indicador de declive cognitivo o demencia no diagnosticada. Los resultados podrían también sugerir que los factores asociados con la enfermedad grave podrían estar asociados causalmente con el declive cognitivo.

Los investigadores añaden que los mecanismos a través de los que las enfermedades graves podrían contribuir al deterioro neurocognitivo son múltiples como reducción de oxígeno en sangre, delirio, hipotensión, desregulación de la glucosa, inflamación sistémica y medicamentos sedantes y analgésicos.

Ver también

El sueño REM fomenta la creatividad en l…

El sueño REM ayuda a lograr soluciones al estimular las redes asociativas, permitiendo al cerebro realizar nuevas y útiles asociaciones entre ideas no relacionadas. .

Teclados de las computadoras tienen más …

Los especialistas encontraron microorganismos capaces de causar desde diarreas hasta intoxicaciones. Se recomienda no comer cerca de los ordenadores.

Identifican un grupo de células que dan …

Estas células pueden cultivarse en el laboratorio y podrían fomentar el conocimiento sobre el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Sponsor