Por primera vez, se demuestra una causa orgánica en el desarrollo de esta enfermedad, debido a la presencia de actividad inflamatoria y de lesiones en el músculo.
.

Un estudio conjunto de los Servicios de Reumatología y de Neumología del Hospital del Mar, y del grupo de investigación en miogénesis, inflamación y función muscular del IMIM de Barcelona, ha constatado que las personas que sufren fibromialgia presentan lesiones a nivel muscular. Los resultados preliminares de este estudio, financiado gracias a una beca FIS del Ministerio de Sanidad y Consumo, se han presentado por primera vez al Congreso anual de la American Collage of Rheumatology. En futuros estudios, y cuando se validen de nuevo los resultados observados sobre la relación entre las lesiones orgánicas musculares y la enfermedad, se podrían abrir nuevos caminos terapéuticos para combatir la fibromialgia.

Estos resultados han apuntado, por primera vez, a la organicidad de esta enfermedad. En concreto, se ha demostrado la presencia de actividad inflamatoria local en las zonas afectadas. Además, esta actividad inflamatoria se ha observado, especialmente, en los momentos de la aparición o del empeoramiento de una crisis de dolor. Se han evidenciado lesiones musculares –aparición de alteraciones estructurales y de estrés oxidativo– durante estos periodos.

Hace años que se busca la evidencia de esta organicidad. Hasta ahora no se habían encontrado alteraciones en los tejidos en los estudios realizados sobre biopsias ni tampoco cambios significativos en la actividad eléctrica del músculo. Ahora, en cambio, gracias a la investigación del Hospital del Mar-IMIM, tras analizar marcadores de daño tisular (expresión de moléculas inflamatorias, de estrés oxidativo o moléculas ligadas a la reparación del músculo) sí se han encontrado diferencias valorables. En concreto, los investigadores han encontrado una asociación significativa entre la afectación muscular de los pacientes con fibromialgia, medida por indicadores de estrés oxidativo (sufrimiento del músculo), y una baja concentración de una molécula inflamatoria denominada TNF-alfa. Unos niveles aceptables de TNF-alfa participan, en estado de salud, en la reparación normal de la estructura muscular. Por el contrario, unos niveles bajos de esta molécula pueden impedir la normal reparación de los músculos en los pacientes con fibromialgia. Así pues, los bajos niveles de TNF-alfa encontrados en el estudio son la prueba que demuestra que, más allá de teorías sobre la ansiedad o el estado de ánimo, la fibromialgia presenta una consistencia orgánica propia y diferenciada.

La fibromialgia afecta a un 3 por ciento de la población general. Se trata de una enfermedad que afecta sobre todo a las mujeres (la relación mujer-hombre es de 10:1). Se observa mayoritariamente entre los 20 y los 50 años. La fibromialgia se caracteriza por un dolor intenso y generalizado de músculos y tendones, acompañado de debilitamiento, y que puede llegar a ser incapacitante. Otros síntomas a destacar son los trastornos del sueño, los episodios de depresión y las crisis de ansiedad. El diagnóstico de la enfermedad no es fácil: primero se tiene que descartar que el individuo padezca todo un conjunto de enfermedades reumatológicas y neurológicas; por otra parte, el diagnóstico se puede hacer aún más complejo, pues, hasta hace poco tiempo, se trataba de una patología muy desconocida por los profesionales de la medicina.

El origen y las causas de la enfermedad no están aclarados todavía y, por este motivo, muchos profesionales pensaban, hasta hace poco, que la fibromialgia correspondía a un cuadro asociado a enfermedades como la depresión o la ansiedad y no creían que se tratara de una enfermedad de tipo orgánico.

Este nuevo descubrimiento, en el caso de confirmarse como causal en futuros estudios, podría abrir nuevos caminos terapéuticos en la resolución de la enfermedad, pues la presencia de una relación directa entre los niveles de TNF-alfa muscular y la alteración estructural sugiere una relación de dependencia entre los dos fenómenos. Se han evidenciado, además, una lesión muscular en las zonas dolorosas en forma de rotura muscular y unos niveles elevados de marcadores de estrés oxidativo celular.

Los resultados preliminares de este estudio, iniciado en el año 2006 gracias a una beca FIS del Ministerio de Sanidad y Consumo de España, se presentaron el pasado mes de octubre en el Congreso anual de la American Collage of Rheumatology. El equipo responsable, sin embargo, no ha dado el estudio por cerrado y sigue estudiando las muestras.
Un estudio conjunto de los Servicios de Reumatología y de Neumología del Hospital del Mar, y del grupo de investigación en miogénesis, inflamación y función muscular del IMIM de Barcelona, ha constatado que las personas que sufren fibromialgia presentan lesiones a nivel muscular. Los resultados preliminares de este estudio, financiado gracias a una beca FIS del Ministerio de Sanidad y Consumo, se han presentado por primera vez al Congreso anual de la American Collage of Rheumatology. En futuros estudios, y cuando se validen de nuevo los resultados observados sobre la relación entre las lesiones orgánicas musculares y la enfermedad, se podrían abrir nuevos caminos terapéuticos para combatir la fibromialgia.

Estos resultados han apuntado, por primera vez, a la organicidad de esta enfermedad. En concreto, se ha demostrado la presencia de actividad inflamatoria local en las zonas afectadas. Además, esta actividad inflamatoria se ha observado, especialmente, en los momentos de la aparición o del empeoramiento de una crisis de dolor. Se han evidenciado lesiones musculares –aparición de alteraciones estructurales y de estrés oxidativo–
durante estos periodos.

Ver también

El consumo de ácidos grasos omega 3 prot…

Esta investigación es uno de los primeros estudios que muestra protección frente al cáncer de próstata avanzado y la interacción con COX-2.

Se duplica el número de bebés obesos en …

Sobre todo por malos hábitos en el embarazo. .

Se celebran los II Encuentros sobre Inve…

Para fomentar la cooperación entre investigadores y actores sociales en defensa de los derechos de las personas con VIH.

Sponsor