El estudio AGEMZA, compara el riesgo cardiovascular de una muestra de jóvenes de los años 80, comparándola con una muestra actual de similares características.
.

En España, en los últimos años la modificación de las conductas alimentarias y el incremento del sedentarismo han hecho que el sobrepeso y la obesidad se hayan convertido en verdaderos problemas de Salud Pública. Ésta es una de las principales conclusiones del estudio AGEMZA, cuyo objetivo ha sido analizar el perfil de riesgo cardiovascular de una muestra de jóvenes varones españoles de los años ochenta, comparándola con una muestra actual de similares características, y cuyos resultados se publican en un artículo de Revista Española de Cardiología de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

La muestra actual de cadetes, tal como se recoge en la revista, posee respecto a su homónima de los años 80, más peso e índice de masa corporal y peor perfil lipídico, “a pesar de que los parámetros se mantiene en valores deseables, según las actuales recomendaciones de las Guías de Práctica Clínica”, ha señalado la Dra. Pilar Portero, de la Unidad de Investigación Cardiovascular del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud de Zaragoza y coautora del estudio AGEMZA.

Este trabajo revela que “existe mayor riesgo de eventos coronarios estimados en los próximos 10 años y proyectados a los 65 años de edad, según concluye el estudio y los resultados calculados a través de la ecuación de Framingham”, ha apuntado la Dra. Portero.

En este sentido, los datos del estudio “no son extrapolables a la población femenina puesto que la enfermedad cardiovascular en la mujer tiene unas características muy específicas”, ha matizado la Dra. Portero. El hecho de que el riesgo de enfermedad cardiovascular a los 65 años sea mayor en los cadetes actuales, conlleva la necesidad de insistir en medidas de prevención cardiovascular, medidas higiénico-dietéticas e incluso farmacológicas, si fuera necesario.

En cuanto al tipo de medidas higiénico-dietéticas resulta prioritario vigilar el peso por dos motivos, “evitar el riesgo que supone el factor sobrepeso y reducir la aparición de otros factores asociados”, según la coautora del estudio. Esto hace que la dieta y el ejercicio físico sean las medidas iniciales a instaurar como hábitos de vida, siendo también muy importante el seguimiento periódico del colesterol y de la tensión arterial.


 

Ver también

Conocer qué es lo que preocupa al pacien…

Éste es el principal objetivo de la ‘Encuesta sobre las necesidades de los pacientes oncológicos’. .

Los chicles y pastillas para dejar de fu…

Uso de estos productos a base de nicotina elevaría la posibilidad de desarrollar la enfermedad.

La tomoterapia permite reducir el número…

Se han presentado los resultados que está ofreciendo esta técnica, un tratamiento revolucionario que lleva dos años y medio empleándose en España. .

Sponsor

Nuestros visitantes

Copyright Galenoscopio.org
Politica de privacidad
Design and code by CooLWeb.eu