Puede deberse a que la tensión arterial alta contribuya al debilitamiento y lesión de pequeñas arterias cerebrales. .

Se consiguió reducir el tiempo que permanecen despiertos en la cama y el número de veces que se despiertan durante la noche .

La investigación se publica en la revista Lancet y ocupa también su editorial.

.

Se ha aplicado esta técnica con éxito en 46 de los 53 pacientes tratados (87%). .

Esta patología afecta a entre el 2 y el 3 por ciento de la población del mundo. .