La interrupción de este proceso permite a la grasa celular acumularse.
.

Investigadores del Colegio de Medicina Albert Einstein en Nueva York (Estados Unidos) han descubierto un proceso que controla la cantidad de grasa que almacenan las células para utilizarla como fuente de energía de emergencia.

El descubrimiento, que se publica en la edición digital de la revista Nature, podría conducir al desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento del síndrome metabólico, caracterizado por la obesidad, aumento de lípidos en sangre y resistencia a insulina, y también del hígado graso o esteatohepatitis.

Según explica Mark Czaja, codirector del trabajo, "en este estudio descubrimos que la cantidad de grasa almacenada en forma de lípidos intracelulares se controla por autofagia, un proceso hasta ahora conocido por ayudar en la digestión y reciclaje de las estructuras celulares dañadas".

La autofagia la realizan los lisosomas, que funcionan como un centro de reciclaje de la célula. En estudios sobre las células hepáticas en cultivo y en animales vivos, el equipo de Czaja descubrió que los lisosomas hacen algo que no se había observado antes: eliminan continuamente porciones de lípidos y los procesan para producir energía.

"Cuando la comida es escasa, la autofagia se convierte en la principal fuente de energía para las células y este proceso de digestión de lípidos se acelera. Si la autofagia se ralentiza, como sucede en el envejecimiento, los lípidos almacenados en las células siguen aumentando y hasta que no pueden ser degradados".

La ralentización del control de la grasa parece desencadenar un ciclo en el que el agrandamiento de las gotas de grasa deteriora la autofagia, permitiendo que se acumule más grasa y contribuyendo al desarrollo de enfermedades como la diabetes. Los investigadores descubrieron que las terapias dirigidas a ayudar a que la autofagia funcione de forma más eficiente podrían prevenir la enfermedad al mantener los lípidos bajo control.

 

Ver también

Desvelan los mecanismos celulares que in…

La manipulación de estas señales podría inducir que los cardiomiocitos se dividan de nuevo para regenerar el corazón tras un infarto de miocardio. .

Desarrollan el primer modelo animal del …

La alteración de un único gen en el VIH-1 ha conseguido que una versión humana del virus infecte a macacos cola de cerdo. .

La presencia de determinadas bacterias i…

Lleva a la posibilidad de realizar un 'screening' genético unido a tratamientos individualizados.

Sponsor

Nuestros visitantes

Copyright Galenoscopio.org
Politica de privacidad
Design and code by CooLWeb.eu