Paciente sufría una neuralgia glosofaríngea con dolor en la parte interna de la boca, faringe y oído.
.

Cirujanos de la Clínica Universidad de Navarra han conseguido erradicar un cuadro recidivante de dolor intenso que sufría una paciente y que cursaba de forma crónica desde hace un año y medio con una intervención quirúrgica. El dolor se localizaba en la parte interna de la boca, en la faringe y en el oído, y tras realizar a la paciente diversas pruebas exploratorias se le diagnosticó una neuralgia glosofaríngea debida a la compresión del nervio glosofaríngeo por la arteria cerebelosa postero-inferior.

Mediante descompresión microvascular, Bartolomé Bejarano, neurocirujano de este complejo hospitalario, intervino a la paciente logrando erradicar el dolor. A este respecto, Bejarano ha destacado que “el caso que hemos operado es una patología muy infrecuente, por lo que existen muy pocos especialistas con experiencia en su abordaje quirúrgico”. El procedimiento, ha añadido, “es aplicable a cualquier nervio comprimido por una arteria o vena. Esta compresión provoca en el paciente cuadros paroxísticos de dolor, muy intensos, que se van repitiendo al hablar, al deglutir o, incluso, al tocarse”.

Más concretamente, el especialista ha explicado que, durante la intervención, “disecamos el nervio y la arteria que los comprimía y los separamos. Para ello, fue necesario retraer el bucle de la arteria. Una vez separados, implantamos entre el vaso y el nervio glosofaríngeo una pequeña lámina de Gore-Tex, que evita que contacten de nuevo”.

La intervención se prolongó durante casi cuatro horas y el postoperatorio resultó satisfactorio. El cuadro de dolor neurálgico desapareció totalmente tras la operación, por lo que a la paciente se le pudo retirar de forma paulatina toda la medicación analgésica prescrita con anterioridad.