En los países occidentales afecta al 2 por ciento de la población, principalmente a niños y adultos jóvenes.
.

Investigadores del Hospital Addenbrooke en Cambridge, Reino Unido, han iniciado un amplio ensayo clínico con el que pretenden comprobar la eficacia de un nuevo tratamiento desarrollado para curar las reacciones alérgicas al cacahuete, según lo anunciaron durante el encuentro anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, que se celebra estos días en San Diego (Estados Unidos).

En dicho estudio, participarán un total de 104 niños de entre 7 y 17 años que padecen esta alergia, y el tratamiento probado se conoce como "terapia de desensibilización". Así, los participantes consumirán diariamente pequeñas cantidades de harina de cacahuete que irán aumentando de forma progresiva, de un miligramo al equivalente a cinco cacahuetes, hasta desarrollar una tolerancia. La investigación se prolongará durante tres años.

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido ha decidido financiar este proyecto con un total de 1,5 millones de dólares -unos 1,1 millones de euros-, después de que un estudio previo realizado con 23 voluntarios intolerantes a este fruto seco haya demostrado que, tras un año de tratamiento, consiguieran comer hasta 32 cacahuetes con seguridad.

La alergia a este alimento es bastante frecuente, según explica el autor de la investigación, el doctor Andrew Clark, ya que en los países occidentales afecta a un dos por ciento de la población, sobre todo niños y adultos jóvenes. 

A diferencia de otras alergias a alimentos, como a la leche de vaca, no suele desaparecer con el paso del tiempo y entre los síntomas más frecuentes que provoca su consumo están los problemas respiratorios, escozor y, en los casos más severos, se corre el riesgo de padecer un choque anafiláctico sólo con comer alguna comida con restos de cacahuete. 

Los autores de este ensayo clínico están confiados de que este tratamiento ahora puede tener éxito ya que las pequeñas dosis de cacahuete en forma de harina van a ser ingeridas por los participantes, mezcladas en yogur, y no inyectadas en forma de extracto o aceite.

"Éste será el ensayo clínico de este tipo más grande que se ha llevado a cabo" y, añadió, es el que debe ofrecer "una idea definitiva sobre si este tratamiento funciona y es seguro". De hecho, aseguró que las familias involucradas en el ensayo aseguran que éste ha cambiado sus vidas ya que puede evitar que haya que revisar las etiquetas de todos los alimentos que consuman. Si los resultados se confirman con el nuevo estudio, los científicos creen que el tratamiento para esta alergia podría estar disponible en dos o tres años.

Ver también

Los bebés tienen capacidad de aprender c…

Un estudio pionero de la Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona, así lo confirma. .

“La prevención de la osteoporosis se rea…

Así lo han asegurado en la reunión anual del el Grupo de Osteoporosis de Aragón. .

La leche es la primera causa de alergia …

Aunque es la primera alergia alimentaria en aparecer en los niños, suele superarse espontáneamente en los primeros años de vida. .

Sponsor

Nuestros visitantes

Copyright Galenoscopio.org
Politica de privacidad
Design and code by CooLWeb.eu