La FDA prohíbe los jabones antibacteriales por falta de evidencia científica sobre su seguridad durante uso prolongado y su efectividad.

Las empresas ya no podrán comercializar el uso de estos agentes antibacterianos a base de cierto ingredientes porque los fabricantes no han demostrado que sean seguros para el uso diario a largo plazo o que sean más eficaces que el jabón normal y agua en la prevención de enfermedades y/o propagación de ciertas infecciones.

La FDA emitió una consideración sobre  estos productos en 2013 después de que algunos datos sugirieran que la exposición a largo plazo a ciertos ingredientes activos utilizados en productos antibacterianos, por ejemplo el triclosán (jabones líquidos) y triclorocarbano (jabones en barra), podrían plantear riesgos para la salud como por ejemplo cierta resistencia bacteriana y también efectos hormonales. Por esto se les planteó a los productores que presenten "data" adicional relacionada con la seguridad y efectividad de los ingredientes utilizados, si querían continuar con su distribución (mayormente OTC, es decir Over The Counter). Esto incluía data sobre la superioridad de estos productos en la reducción de infecciones y prevención de enfermedades.

Los datos posteriormente presentando no fueron suficientes para lograr una decisión favorable y que estos productos sean reconocidos como Seguros y Efectivos (GRAS/GRAE) por la FDA,

El lavado con jabón normal y agua corriente sigue siendo una de las medidas más importantes que los consumidores pueden tomar para evitar enfermarse y para prevenir la propagación de gérmenes a otras personas. Si jabón y agua no están disponibles y un consumidor utiliza un desinfectante de manos en su lugar, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomienda que se utilicen productos a base de alcohol que contengan al menos un 60 por ciento de alcohol.

 

Debido a la reglamentación propuesta de la FDA en 2013, los fabricantes ya comenzaron la eliminación del uso de ciertos ingredientes activos en lavados antibacterianos, incluyendo triclosán y triclorocarbano. Los fabricantes tendrán un año para cumplir con la reglamentación mediante la eliminación de productos del mercado o la reformulación (eliminación de ingredientes activos antibacterianos) estos productos.

Mayor información: FDA

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb