cancermamaEl cáncer de mama es una causa importante de mortalidad prematura. La detección temprana se asocia con la reducción de la morbilidad y la mortalidad.

La mamografía en mujeres de entre 40 a 69 años se asocia con una reducción en las muertes por cáncer de mama demostrado a través de estudios y pruebas inferenciales. Las estimaciones del riesgo de por vida acumulado de los resultados de exámenes falsos positivos son mayores si el cribado se inicia a edades más tempranas, debido al mayor número de mamografías, así como el alto índice de repetición en las mujeres más jóvenes. La calidad de la evidencia de sobrediagnóstico no es suficiente para estimar un riesgo de por vida con confianza. El análisis al examinar el intervalo de cribado demuestra que las características del tumor más favorables cuando las mujeres premenopáusicas son examinados anualmente vs cada dos años. La evidencia no apoya el examen clínico de los senos de rutina como un método de detección para mujeres con riesgo promedio.

La ACS (American Cancer Society) recomienda que las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama se sometan a mamografías de cribado regulares a partir de la edad de 45 años (recomendación fuerte). Mujeres de 45 a 54 años deben ser examinadas anualmente (recomendación cualificada). Las mujeres de 55 años y mayores deben pasar al cribado bienal o tienen la oportunidad de continuar el cribado anual (recomendación cualificada). Las mujeres deben tener la oportunidad de iniciar el cribado anual entre las edades de 40 y 44 años (recomendación cualificada). Las mujeres deben continuar la mamografía de cribado, siempre y cuando su salud en general sea buena y tengan una esperanza de vida de 10 años o más (recomendación cualificada). La ACS no recomienda un examen clínico de mama para la detección del cáncer de mama entre las mujeres con riesgo promedio a cualquier edad (recomendación cualificada).

 

Artículo completo: JAMA. 2015;314(15):1599-1614

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb