alergiaFrecuentemente evitamos antibióticos que contengan penicilina debido a que los pacientes refieren ser alérgicos a la misma.

Muchos pacientes comentan al momento de recibir un antibiótico que han tenido una reacción adversa a la penicilina, otras veces una confusión de parte del médico pudo generar un malentendido sobre las características de una verdadera alergia a la penicilina.

Es por esto que se realizó un estudio para determinar la probabilidad de alergias verdaderas a la penicilina con consideración de historia clínica y también para evaluar el valor diagnóstico agregado por unas pruebas de piel apropiadas.

Para su realización se buscó en Medline artículos desde 1966 hasta octubre del año 2000, las bibliografías también fueron revisadas para ver la posibilidad de encontrar más artículos.

De todos los estudios que se incluyeron, se determinó que sólo el 10 a 20% de pacientes que reportaron una historia de alergia a la penicilina eran realmente alérgicos cuando se les realizaba una prueba cutánea. Hacer una historia clínica detallada sobre la reacción a la penicilina que tuvieron los pacientes podría permitir a los médicos excluir una verdadera alergia a la penicilina, permitiendo que los mismos reciban penicilina.

Los pacientes con una historia relativa a una alergia a la penicilina tipo I y sobre los que se tiene una necesidad imperiosa de usar una medicación que contenga penicilina deberían tener una valoración cutánea para certificar estas alergias. Virtualmente todos los pacientes con un prueba cutánea negativa pueden tomar o utilizar penicilina sin una secuela seria.

Mayor información: JAMA. 2001;285(19):2498-2505

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb