riesgo CVLa Asoc. Amer. de Diabetes (ADA) y la Asoc. Americana del Corazón (AHA) han elaborado un nuevo documento sobre la prevención de la enf.cardiovas. en adultos con diabetes tipo 2.

El documento que actualiza al último creado en el años 2007, fue publicado el 5 de agosto de manera conjunta en “Diabetes Care” y “Circulation”. Este documento además resume la información recabada de estudios publicados desde el año 2008, así como los cambios en las guías de ambas organizaciones basados en estos nuevos datos. Se incluyen por ejemplo los criterios diagnósticos, incluyendo las recomendaciones del 2010 de la AD para el uso de la hemoglobina glicosilada (HbA1) para el diagnóstico de la diabetes, los cambios de estilo de vida que incluyen la actividad física y nutrición, control del peso, uso de aspirina, control de las glicemias, manejo de la presión arterial, manejo de lípidos, cribado de complicaciones cardiovasculares y renales, y una lista de áreas controversiales que requieren mayor investigación.

Cambios mayores en el ABC del cuidado de la Diabetes en 8 años:

En el año 2007 aún se preguntaban sobre si el objetivo de la reducción de la HbA1 al 7% era lo indicado para lograr un beneficio en enfermedades cardiovasculares. Esto se evidenció no ser lo mejor en 3 estudios realizados desde el año 2008 (ACCORD, ADVANCE y VADT). Es decir el 7% es un objetivo pero no lo primordial, cuando se trata de enfocarse a la prevención de enfermedades cardiovasculares, la glucosa no es el objetivo principal, según el Dr. Golden que participó en la creación del documento.

Las guías para el control de la presión arterial en personas con diabetes también se han “aflojado” pasando de 130/80 mmHg a 140/90 mmHg, basados en los datos del estudio ACCORD del 2010, que mostró que el objetivo de 130/90 mmHg no mostraba suficiente beneficio y que se asociaba a mayores efectos secundarios.

En lo relacionado al colesterol, el 2013 la AHA sugirió a los médicos evitar sólo tratar el LDL y valorar el uso de estatinas utilizando el riesgo cardiovascular total.

La parte de modificación del estilo de vida se basa en las notas del estudio AHEAD, del año 2013, mostró que aunque la intervención del estilo de vida no reducía el riesgo cardiovascular, si mejoraba el funcionamiento del organismo y la calidad de vida del paciente, reduciendo además el número de medicación que el paciente con diabetes tenía que tomar.

Áreas que precisan mayor investigación:

  • El rol de las drogas que disminuyen la glucosa y su relación con la disminución de eventos cardiovasculares.
  • El rol de la cirugía bariátrica
  • Los riesgos de hipoglicemias en el sistema cardiovascular.
  • Los objetivos apropiados para bajar la presión arterial.
  • El rol que juega el bajar los triglicéridos.
  • Seguimiento por imágenes de enfermedades cardiovasculares subclínicas.

Diabetes Care. Publicado online August 5, 2015. Abstract
Circulation. Publicado online August 5, 2015. Abstract

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb