microbiota1El trasplante de microbiota fecal (TMF) es una alternativa terapéutica para pacientes con enfermedad recurrente por Clostridium difficile, colitis ulcerosa y otros trastornos

¿Qué es la microbiota? es el conjunto de microorganismos que, de forma simbionte, conviven y se desarrollan en las diversas superficies (piel y mucosas) de nuestro organismo. Está compuesta de aproximadamente 1014 bacterias, arqueas, virus y hongos, y conforman casi un kilogramo del peso de un adulto normal.

Características y composición de la microbiota intestinal: La densidad microbiana va aumentando a medida que avanzamos por nuestro tracto gastrointestinal. Así, en el duodeno la densidad es de unas 103 células/ml (principalmente Streptococcus, Lactobacillus, Escherichia y Corynebacterium), en el yeyuno es de unas 105 células/ml y en el colon asciende hasta unas 1012 células/ml (predominando Bacteriodetes y Firmicutes). La presencia de determinados núcleos bacterianos (géneros y especies concretas), así como de sus determinadas funciones metabólicas, permite definir una microbiota saludable en cualquier parte del tracto gastrointestinal.

microbiota

Principales funciones de la microbiota intestinal: Una microbiota intestinal sana puede definirse por la presencia de grupos de microorganismos que potencian el metabolismo del huésped, le confieren resistencia a las infecciones, a procesos inflamatorios, al desarrollo de neoplasias o autoinmunidad, favorecen las funciones endocrinas o colaboran con la función neurológica a través del denominado eje intestino-cerebro.

Vías de administración: Se han utilizado distintas vías para la infusión de la muestra procesada de heces de donante. Hasta 1989, los enemas de retención constituían la técnica más comúnmente utilizada. En 1991 se utilizó la vía duodenal por primera vez, en 2000 la colonoscopia y en 2010 los enemas autoadministrados en domicilio. Investigaciones en adultos mostraron que la colonoscopia fue la vía más utilizada (42%), seguida de la nasogástrica (22,7%), enemas (12,4%), combinación de varias vías (11,8%) y nasoyeyunal (2,5%). La vía digestiva alta (nasogástrica, nasoduodenal, nasoyeyunal) permite la llegada de bacterias al íleon terminal y a todo el colon, pero presenta el inconveniente de su potencial rechazo por parte del paciente.

No presenta mayores complicaciones su uso, aunque debe de ser realizada lógicamente por personal capacitado.

Mayor información: Gastroenterol Hepatol. 2015;38(3):123-134

 

Sponsor

Nuestros visitantes

Copyright Galenoscopio.org
Politica de privacidad
Design and code by CooLWeb.eu