hipotenortoLa hipotensión ortostática se define como una reducción de la presión arterial sistólica de al menos 20mmHg o diastólica de al menos 10mmHg dentro de los 3 minutos de ponerse de pie.

La hipotensión ortostática (HO) ocurre cuando fallan los mecanismos de regulación de la presión arterial fallan. Esta regulación depende de los baroreceptores, volumen normal sanguíneo y defensas contra éxtasis venoso abundante. La HO es común en los adultos mayores y se asocia con un incremento en la mortalidad. Otra sintomatología incluye embotamiento cognitivo, cansancio y dolor de cabeza/cuello, los síntomas en general se deben a hipoperfusión cerebral.

Una causa común de la intolerancia ortostática transitoria es el síncope reflejo (vasovagal, vasopresor). Los síncopes vasovagal y vasopresor están ambos caracterizados por una abrupta caida de la presión arterial, pero difieren en que el vasovagal se acompaña también de una caída abrupta de la frecuencia cardíaca, mientras que esto no se observa en el síncope vasopresor.

Existen muchas causas de HO, por ejemplo el envejecimiento unido a patologías como la diabetes y la enfermedad de Parkinson llevan a una prevalencia del 10 al 30% en los pacientes mayores. Estas condiciones hacen que los baroreceptores fallen causando algunas situaciones como la HO, hipertensión supina y pérdida de la variación matutina de la presión arterial (PA).

Las pruebas de laboratorio pueden ser de ayuda en la evaluación de pacientes, como la prueba termoregulatoria de sudor, sodio en orina de 24 horas y norepinefrina en plasma en paciente supino y en bipedestación. Pruebas para síndromes paraneoplásicos proveen una batería completa de anticuerpos que podrían ser consideradas si se sospecha de una etiología autoinmune. Debemos valorar la presencia y posibilidad de diabetes, amiloidosis, Porfirio, deficiencia de B12 y neuropatía heredada.

El tratamiento de la HO es imperfecto debido a que no es posible normalizar la PA en bipedestación sin generar una hipertensión supina excesiva. El objetivo práctico es mejorar la PA en bipedestación tanto que se minimalice los síntomas y además mejorar el tiempo en ponerse de pie/estar de pie para que el cuerpo sea capaz de soportar las actividades ortostáticas de la vida diaria, sin una hipertensión supina excesiva, para esto la educación al paciente es esencial.

La compresión de la capacidad del lecho venoso reduce la disponibilidad venosa y la caída ortostática en la PA. El lecho venoso más grande se encuentra en el lecho espleno-mesentérico, por lo que lo ideal sería la compresión abdominal, siendo más efectiva que la compresión de venas en pierna.

El tratamiento con bolos de agua consiste en que el paciente beba 2 vasos de agua fría (de 8 onzas) en sucesión rápida. Esto genera un incremento abrupto de la presión sistólica al encontrarse de pie alrededor de 20 mmHg por 1 a 2 horas.

Las maniobras musculares elevan la PA por una respuesta músculo-presora, se le recomienda al paciente que contraiga un grupo de músculos de manera bilateral por un tiempo de 30 segundos, se relaje y luego repita la maniobra. Un ejemplo es ponerse de pie sobre su primer dedo del pie (ambos) o cruzar las piernas y apretar.

La midodrina es una agonista que actúa directamente sobre el adrenoreceptor a1, su metabolito más activo desglimidorida tiene una duración de 2 a 4 horas. La fludrocortisona expande el volumen plasmático e incrementa la sensibilidad de los a receptores, se usa a una dosis de 0.1 – 0.2 mg/día. Por último la droxidopa, es un precursor norepinefrínico (fase III) que mejora los síntomas y la PA sistólica en bipedestación.

Artículo completo en: J Clin Neurol. 2015 Jul;11(3):220-6. doi: 10.3988/jcn.2015.11.3.220.

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb