sida ateroLa infección por VIH ha mostrado evidencia en incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular con la edad.

Es por lo que se están realizando nuevas investigaciones con estatinas para valorar su potencial como agente preventivo para las personas que viven con VIH.

Aún cuando los investigadores han controlado los factores de riesgo tradiciones como colesterol elevado, hipertensión y tabaquismo, sus descubrimientos sugieren que los pacientes con HIV tienen significativamente mayor riesgo de infartos al miocardio u otros tipos de enfermedades cardiovasculares que aquellas personas sin la infección. Un estudio con 82459 participantes (veteranos) mostró que luego de 6 años de seguimiento, aquellos con VIH y sin antecedente cardiovascular tenían un 50% más de riesgo de tener un infarto de miocardio en comparación con aquellos sin VIH (JAMA Int. Med. 2013). Algunos estudios estiman que el 20% de los pacientes con VIH toman estatinas para disminuir su LDL, pero no existe evidencia disponible actualmente de que las estatinas disminuyan el riesgo cardiovascular debido al VIH. Sin embargo, 2 pequeños estudios sugieren que la terapia con estatinas puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas en esta población. En el primer estudio se valoraron 40 pacientes con VIH y ateroesclerosis coronaria subclínica con evidencia de inflamación arterial identificada por tomografía por emisión de positrones, y se les dio a un grupo placebo y al otro atorvastatina. Los investigadores encontraron que la terapia de estatinas reducía el volumen de la placa no calcificada en coronarias en comparación con placebo (aunque el número de participantes fue muy pequeño y se necesitan más estudios. The Lancet HIV 2015).

El Segundo estudio fue doble ciego, con 147 pacientes con VIH que tomaban una terapia antiretroviral y con niveles de LDL de 130mg/dl o menos. Se les diñó placebo o rosuvastatina, encontrándose que los que usaban estatinas detuvieron la progresión de engrosamiento de arteria carótida (intima y media), una forma de medición de la progresión de la enfermedad ateroesclerótica en pacientes con VIH (CROI 2015).

Para valkorar estos resultados se ha empezado a llevar a cabo un estudio mucho más grande denominado REPRIEVE (Randomized Trial to Prevent Vascular Events in HIV) con 6500 pacientes entre 40 a 75 años en diversas partes del mundo, 22% mujeres y 43% afroamericanos por citar algo de la población participante. En este estudio de aproximadamente 40 millones de dólares participan el Instituto Nacional de Salud del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI), el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), Farmacéutica Kowa de América (colabora con Pitavastatina gratis y algunos fondos).

Mayor información: AQUÍ (JAMA. July 29, 2015)

Sponsor

Nuestros visitantes

Copyright Galenoscopio.org
Politica de privacidad
Design and code by CooLWeb.eu