ritmocorazonCada medicamento antiarrítmico para la fibrilación auricular (FA) debe ser elegido de acuerdo a las características del paciente.

Se deben de identificar las causas reversibles de la fibrilación auricular. La modificación de los factores de riesgo, incluyendo la pérdida de peso y el tratamiento de la hipertensión, la diabetes y la apnea obstructiva del sueño pueden reducir los episodios de fibrilación auricular. La anticoagulación adecuada es necesaria para los pacientes en riesgo de accidente cerebrovascular independientemente de la estrategia de tratamiento ritmo. Una estrategia para el manejo de la fibrilación auricular es control del ritmo apropiado.

La dofetilida y sotalol pueden aumentar el intervalo QT. La dronedarona y amiodarona también aumentan el intervalo QT, pero el riesgo de taquicardia ventricular tipo Torsade de Pointes ventricular es baja. La dofetilida, flecainida, propafenona y sotalol no se recomiendan con hipertrofia ventricular izquierda (pared de espesor> 1,5 cm). La propafenona y flecainida pueden promover el aleteo (flutter) auricular, que puede conducir a una frecuencia ventricular rápida, por lo que debe ser dada con los bloqueadotes de canales de calcio o β-bloqueantes.

El control de la frecuencia es algo seguro en pacientes mayores (edad ≥65 años) con seguimiento por unos años, pero no existen datos de seguridad para pacientes menores de 60 años o para aquellos que lo utilicen por períodos más largos. Por lo tanto, la selección de la terapia es individualizada, teniendo en cuenta los problemas médicos futuros para el paciente actual. La elección de un fármaco antiarrítmico se basa en la seguridad primero versus la eficacia. La ablación con catéter es una alternativa no farmacológica eficaz que es a menudo, pero no siempre, un tratamiento de segunda línea. La reducción de la frecuencia y duración de episodios de fibrilación auricular resultan en una mejora significativa en la calidad de vida y son un buen marcador del éxito del tratamiento con medicación. La eliminación completa de la fibrilación auricular no se requiere en muchos pacientes y el control de la velocidad se consigue normalmente con un β-bloqueante o bloqueantes de los canales de calcio no dihidropiridínicos. Es importante lograr el control adecuado de la frecuencia, tanto durante el descanso y en la actividad. Si la frecuencia ventricular va sin control durante un período prolongado, puede producir miocardiopatía causada por taquicardia.

Conclusiones: La terapia para la fibrilación auricular incluye la prevención y la modificación de las causas que la incitan así como una anticoagulación adecuada. El control de la frecuencia es necesario en todos los pacientes. El mantenimiento del ritmo sinusal con las drogas o la ablación con catéter debe ser considerado basándose en las necesidades individuales de cada paciente.

Artículo resumen de: Treatment of Atrial Fibrillation (JAMA 21st July 2015)

Copyrights © 2015 Galenoscopio.org| Designed by CooLWeb